Anatomía de una hernia inguinal: todo lo que debes de saber en 10 minutos

La hernia inguinal está cada vez más frecuente en las personas. Si bien no representa un peligro para tu vida, hay recomendaciones médicas y procedimientos quirúrgicos que debes de conocer para tener bajo control esta situación.
Hombre con hernia inguinal

Las hernias inguinales son en la actualidad un padecimiento frecuente entre todos los mexicanos.

Muchas veces el desconocimiento sobre el tema lleva a las personas a situaciones más graves que, de haber sido informadas, habrían tomado una decisión correcta.

Por lo tanto, como cirujano general y especialista en cirugía laparoscópica, tome la decisión de crear esta publicación en donde menciono todo lo que necesitas saber sobre una hernia inguinal.

Toma una decisión informada en pro de tu salud.

¿Qué es una hernia inguinal?

Las hernias se producen cuando hay una debilidad de la pared abdominal por donde puede protruir algún órgano intraabdominal y causar múltiples síntomas.

Las hernias inguinales son un bulto que se presenta en la región inguinal y que está rodeada por el revestimiento de la cavidad abdominal ( llamada peritoneo). 

Este bulto puede salir por alguna parte débil del músculo de la ingle o por alguno de los orificios que se encuentran en el canal inguinal, en hombres incluso puede llegar hasta el escroto.

Síntomas de una hernia inguinal

Los lugares más comunes donde puede aparecer una hernia son: la ingle (inguinales), el ombligo (umbilicales) y el sitio de una operación previa (incisionales).

Te podrás dar cuenta porque se manifiesta como una protuberancia visible y fácilmente identificable al tacto si es que es de un tamaño considerable.

Es posible que sientas dolor al levantar objetos pesados, al toser, al hacer fuerza cuando orinas o se mueve el vientre, o cuando permaneces de pie o sentado durante períodos prolongados.

En ocasiones son tan pequeñas que solo un médico puede identificarlas mediante una exploración física, sin embargo estas suelen manifiestarse principlamente como dolor en la ingle.

¿Qué causa una hernia inguinal?

Hay diferentes razones por las que podrías tener una hernia inguinal.

A continuación te comparto una lista de las causas más comunes:

  • Cargar cosas muy pesadas sin soporte o faja
  • tos crónica
  • problemas con la próstata
  • estreñimiento crónico
  • sobrepeso
  • tabaquismo

cualquier cosa que aumente la presión intraabdominal como líquido en el abdomen (ascitis), etc.

Diagnóstico

Para hacer el diagnóstico de una hernia inguinal en primera instancia se debe realizar una exploración física, misma que tomará lugar en tu primera cita de valoración.

Durante la inspección manual se pide al paciente que realice ciertas maniobras con las que se pueden identificar estos bultos, sin embargo existen ocasiones en las que es necesario el apoyo de algún otro método, como una ecografía o ultrasonido para dar certeza al diagnóstico.

Cirugía de hernia inguinal

El tratamiento siempre es quirúrgico, es decir va a requerir de una cirugía para su corrección.

El no realizarse dicho procedimiento conlleva aceptar ciertos riesgos de complicaciones, como por ejemplo el estrangulamiento de alguna asa intestinal que se encuentre herniada, esto quiere decir cuando un segmento de intestino sufre por falta de circulación al estar demasiado tiempo fuera de la cavidad abdominal.

La buena noticia es que la cirugía para realizar la corrección de la hernia se puede realizar por laparoscopia o cirugía de mínimo acceso.

En otras palabras,  los tiempos de recuperación después de la cirugía son menores,  el dolor es significativamente menor, los resultados estéticos son mejores y que el regreso a las actividades cotidianas del paciente son más rápidas.

Preparación previa para reparación de hernia inguinal

Normalmente las cirugías de hernia se llevan a cabo en forma ambulatoria, así que es muy probable que al finalizar la cirugía vayas a tu casa sin problema.

Es recomendable ducharse una noche antes o en la mañana del día de la cirugía.

Si tiene dificultad para evacuar, puede usar un enema o algún preparado similar después de consultarle a su cirujano.

En la media noche antes de la operación, no deberá de ingerir alimentos ni bebidas, excepto lo instruido por el cirujano.

Fármacos tales como aspirina, anticoagulantes, antiinflamatorios (medicamentos para la artritis) y vitamina E deben suspenderse en forma temporal una semana antes de la cirugía.

Resuelve todas tus dudas y toma una decisión

Ahora que conoces más sobre las hernias inguinales, toma hoy una decisión informada.

Si vives en Ciudad Juárez, en alguna otra ciudad de Chihuahua o en El Paso Texas, ponte en contacto conmigo para confirmar tu cita de valoración.

Puedes abrir este enlace para mayor información.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Dr. Marcos Morales Polanco
Dr. Marcos Morales Polanco

Soy especialista en Cirugía General y Cirugía de Mínima Invasión para el tratamiento quirúrgico por laparoscopía de las enfermedades gastrointestinales y en Cirugía Bariátrica para el tratamiento de la obesidad por la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana, Cuba.

Más contenido que puede interesarte:

Deja un comentario

Solicita información

Envíame un correo y trataré de responderte en menos de 24 horas. Si es una urgencia, por favor opta por la llamada o whatsapp.